UNA REFLEXIÓN NECESARIA A PROPÓSITO DE LOS RECIENTES DESPIDOS, LA INSTITUCIONALIDAD DE LA UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN Y EL CARÁCTER PÚBLICO-PRIVADO DE NUESTRA INSTITUCIÓN

CampusUdeC2 (1)Los despidos que afectaron a fines de enero del presente año a cinco académicos, tres de la Facultad de Ciencias Sociales y dos de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía, perturban negativamente la convivencia en nuestra universidad. Esta situación nos motiva a reflexionar, con el propósito de analizar e interpretar lo sucedido, y asumir como UdeC100 una postura clara frente a una situación que consideramos grave por las implicancias académicas y, fundamentalmente, humanas para los afectados, y también para la comunidad universitaria.

Estamos convencidos de que la mayoría de los trabajadores universitarios, personal académico y personal administrativo y de servicios de la Universidad de Concepción, tras casi 100 años de ininterrumpida labor al servicio de la región y el país, considera a nuestra Universidad de Concepción como una institución de carácter público, ya sea por su génesis, por su contribución a la sociedad, por constituir un centro universitario completo y complejo al que ingresa un alto número de estudiantes socialmente vulnerables y por los importantes aportes estatales que recibe para su desarrollo, entre otros aspectos.

No obstante lo anterior, el despido de los cinco profesores de la Universidad de Concepción, medida ejercida por las autoridades máximas de las facultades a las que pertenecían los colegas, desgraciadamente, muestra, en los hechos, que la Universidad de Concepción se comporta como cualquiera de las múltiples empresas privadas del país.

Efectivamente, para despedir a estos cinco colegas, los decanos, elegidos por nosotros mismos, solo necesitaron invocar el artículo 79 del Reglamento del Personal , el cual 1 establece que cualquier despido “se regula por las normas del Código del Trabajo y leyes complementarias”, con lo cual todas las demás disposiciones de nuestra normativa, relativas por ejemplo a evaluaciones académicas, sumarios, investigaciones, entre otras, quedan supeditadas al artículo citado. Es importante, en este sentido, que la comunidad universitaria conozca que el artículo del Código del Trabajo invocado en los despidos aludidos fue el cuestionado 161, que justifica las desvinculaciones por “Necesidades de la Empresa”, que en este caso se han hecho consistir en una supuesta “reestructuración de los servicios”.

Lee toda la carta AQUÍ

About universidad.udec

Agrupación UdeC100, Universidad de Concepción

Comments are closed